Boletin electriconlinefirst

From Back For Good
Jump to: navigation, search

https://poma3.webs.com/apps/blog/show/47546656-tecnico-electricista
https://freesound.org/people/mozart4/
http://bogart7.unblog.fr/2019/12/06/servicio-electrico-a-domicilio-ou/

Madrid

Personal del área de Investigaciones de Hurtos de Energía de Edelap, realizó un estudio del consumo eléctrico de C.M. y pudieron constatar rápidamente que no sólo había reducido sustancialmente su consumo en los últimos años sino que además tenía una denuncia de fraude anterior, del año 2007. Y con resultados cada vez más contraproducentes como la disputa intestina por el control territorial, la complicidad gubernamental y el poder creciente de los cárteles mexicanos, desde las cárceles del Altiplano hasta Iguala. Enhorabuena entonces que el ministro Arturo Zaldívar reconoce la realidad que muchos quisieran rechazar, vía un proyecto que propone despenalizar para uso personal el uso de la mariguana. Hay que seguir con nuestras rutinas y simplemente repetir que la escena es espantosa, preguntar cómo es que hemos llegado hasta aquí y cambiar de inmediato de tema.



Que la violencia, por muy macabra y cruel que sea, no deja de ser una anécdota dentro del gran curso de la historia mexicana. Hablar de esos cuerpos que se usan para enviar señales de intimidación es regalar a los terroristas la campaña publicitaria que buscan. Han alimentado un desprecio por la vida de los otros, han trivializado la crueldad, han hecho razonable la profesión de los matones. Pienso, por ejemplo, en lo que ha hecho en California el gobernador Jerry Brown.

Estoy convencido de que un historiador del futuro se verá obligado a describir nuestro presente como el tiempo en que retrocedieron la razón y la tolerancia, como un tiempo en que la violencia asumió sus formas más brutales y la crueldad se convirtió en una fórmula de comunicación. Habría que percatarnos que ya no estamos frente a una crisis de seguridad en la que podamos trazar una línea clara entre los violentos y sus víctimas. Tiempos en que podíamos decir que habíamos sido asaltados por unos malhechores. No hay un solo funcionario que no tenga los ojos puestos en el siguiente escalón.

En los últimos meses, Brown ha apoyado varias medidas políticamente riesgosas pero sensibles y positivas si se piensa en el bien común del estado que gobierna. En los primeros años de su mandato, cuando California enfrentaba una enorme crisis económica, Brown se jugó el pellejo impulsando un paquete fiscal que, al menos al principio, prometía ser muy mal visto por el electorado, que ya antes había rechazado otros varios intentos legislativos de obligarlo a apretarse el cinturón. Trabajando una iconografía peculiar con sus encuadres, composiciones y contrastes.

Tiempo después, Brown avaló una larga lista de propuestas muy agresivas para paliar los efectos de la tremenda sequía en California. En otras palabras: no tiene tiempo, interés ganas de pensar en otra cosa distinta a hacer bien el trabajo que los votantes le han encomendado. Al contrario: a principios de los ochenta, Brown fue también gobernador de California y desde ahí trató de lanzarse a la presidencia de Estados Unidos. Ahora, a los 77 años de edad, ha ganado esa (a veces) inevitable humildad que da el tiempo, virtud que lo ha convertido en un gobernador eficaz, productivo y completamente desinteresado en las consecuencias político-electorales de sus decisiones.

Si California se ha beneficiado de contar con un gobernador a quien no le importa buscar un cargo posterior, México se ha visto perjudicado por el fenómeno opuesto. En el gobierno mexicano no hay un solo funcionario que no tenga los ojos puestos en el siguiente escalón. Imaginemos una encuesta confidencial que le preguntara a los secretarios de Estado y los gobernadores del país si aspiran sólo a cumplir plenamente con las obligaciones de su trabajo, aunque ello implique adoptar posiciones riesgosas para su futuro político.

Parece un lugar común pero no lo es: cuando se trata de la fuga del Chapo, México es el hazmerreír del mundo. Es, quizá, nuestro mayor oprobio en al menos 20 años, y ni siquiera la potencial captura del narcotraficante podrá aminorar su efecto de desconfianza. Lo que sea antes de salirse de la pista, de perder carril en la carrera hacia la hipotética consagración. Lo mismo ha ocurrido con muchos periodistas, que interpretan todo lo que ocurre desde la óptica del costo-beneficio de esa misma persecución de poder. No habrá más concesiones en el caso Iguala, deja claro el secretario de Gobernación.

Harto por el ruido de las acusaciones movidas por evidentes intereses políticos, Miguel Ángel Osorio Chong, rompe con firmeza el esquema de lo políticamente correcto y advierte que los muertos y los desaparecidos de Ayotzinapa no son culpa del gobierno federal. Al régimen se le colmó la paciencia; ya estuvo bien de penitencia y cargar con pecados de otros; la culpa es de una autoridad municipal (…) nosotros no tenemos nada que ver, pero sí en (obtener) la verdad”, advierte el funcionario. Y si no les cuadra, mejor que ellos nos digan dónde y cómo fue el crimen de Estado que denuncian”, reta el secretario de Gobernación.

Cierto, son graves los errores cometidos por los responsables de una investigación que pretendió ser la verdad histórica” y terminó en la verdad histérica” de quienes se resisten a ser convencidos de cualquier investigación oficial. EL MONJE LOCO: Mancera atiza la horneada; a horas del debate judicial en la Corte, el jefe del GDF dice que la capital está lista para la mariguana con fines medicinales… y a los diablos opositores a la idea se les retuercen las colas” por semejante fumada”.

La diplomacia podría definirse como el conjunto de conocimientos y principios indispensables para el manejo de los asuntos públicos entre los Estados. Igualmente debe estar enterado del estado físico, moral e intelectual de las poblaciones y de sus Fuerzas Armadas en los diversos aspectos. Un diplomático debe saber escribir con gran pureza la lengua del país que representa, conocer la del país en donde tiene sus funciones y aplicarse en el conocimiento de las lenguas más importantes del mundo como son el inglés, el francés, el ruso, el alemán, el árabe y el chino.

Los conocimientos de protocolo y de buenas maneras también forman parte del bagaje de un diplomático, puesto que la carrera diplomática es eminentemente representativa y tiene como uno de sus objetivos proyectar una imagen positiva de su país. No estaría de más que, desde la academia, los futuros diplomáticos empiecen a vestir correctamente, a hacer uso de un lenguaje apropiado y a comportarse como personas de distinción, precisamente para que se refleje en ellas la dignidad del país que representan. Es por ello que la mayoría de los países cuentan con un servicio exterior de carrera, para cuyo ingreso se requiere de conocimientos, disciplina y talento.

Estas serían algunas de las condiciones indispensables para que una persona ocupe un puesto diplomático de cualquier nivel, ya sea por pertenecer al servicio exterior de carrera por haber sido designado mediante un acuerdo presidencial para desempeñar un cargo diplomático consular. En México el Presidente de la República tiene la facultad de nombrar a sus representantes diplomáticos y consulares y en el caso de los embajadores y los cónsules generales, dichas designaciones deberán ser ratificadas por el Senado de la República.

Ahora le ha tocado a nuestra representación consular en Barcelona sufrir este agravio, sólo para favorecer a un personaje político que ya ha aspirado a un puesto diplomático en otros países, sin lograrlo, pues sabía que se hubiera enfrentado al rechazo de nuestros senadores, tanto del partido en el gobierno como de la oposición. En el período que va del Plan de Iguala a la República Restaurada —1821 a 1867— la centralización del poder, el monopolio efectivo de la violencia , incluso, la delimitación clara del territorio nacional, fueron más un proyecto que una realidad.

Sin embargo, bajo la última presidencia de Benito Juárez (1867-1872) y los dos cuatrienios iniciales de Porfirio Díaz (1877-1880, 1884-1888), emergió un Estado más menos compatible con la definición expuesta. Si bien la Revolución Mexicana llevó a que ese Estado se derrumbara y desapareciera por unos años, se recreó relativamente rápido y para 1940 era ya más fuerte que antes y así funcionó por el resto del siglo. Carros nuevos desde alrededor de 10k, usados desde 2k dependiendo de la antiguedad.

Ese Estado de la segunda mitad del siglo XX centralizó de manera muy efectiva el poder y una presidencia fuerte subordinó a prácticamente todos los actores políticos relevantes, desde las organizaciones de masas y los partidos hasta los grandes grupos empresariales, pasando, desde luego, por el crimen organizado. Una cierta pasión por el fútbol, aunque no la comparta, la puedo entender, así es la condición humana. A veces pienso que una cierta izquierda entró en decadencia al empezar a pensar que eran compatibles sus posiciones políticas y una desmesurada afición a la gastronomía y al fútbol.